Cuando te decides por comprar colchones baratos en Gernika, piensas siempre que te va a durar durante muchos años, pero luego te das cuenta de que, no sabes muy bien por qué, te empieza a parecer incómodo y no te ayuda a conciliar el sueño.

Lo cierto es que es importante que conozcas una serie de trucos para alargar la vida de los colchones baratos en Gernika, sencillos trucos que te pueden beneficiar para que, además, siempre tengas un buen descanso.

- Es importante que lo mantengas libre de las humedades. Los ambientes húmedos favorecen que se desarrollen hongos que pueden ser, además, perjudiciales para tu salud.

- Ventila cada día el colchón sin importar cuál sea la estación del año y, después de levantarte, espera al menos 20 minutos para hacer de nuevo la cama, harás que el sudor acumulado durante toda la noche se evapore.

- Utiliza una base que sea la adecuada para tu tipo de colchón. Por ejemplo, los más idóneos para los colchones de látex con los somieres flexibles. Intenta también evitar los somieres de muelle, estos van desgastando los tejidos y todo el material acolchado.

- Protégelo con una funda que sea transpirable y, si puedes, también impermeable. Esta funda también la tienes que cambiar con la misma frecuencia con la que realices el cambio de sábanas.

- Gíralo una vez al mes, de los pies a la cabeza. En el caso de que tu colchón se pueda usar por ambos lados, es recomendable que lo gires al menos una vez por estación.

Si sigues estos consejos, tu descanso no se verá interrumpido por una deformidad o porque esté perdiendo su consistencia. Si de todas formas tienes que cambiarlo, en Flex Miluna tenemos una amplia gama de colchones, y seguro que nuestros profesionales te ayudarán a encontrar el que mejor se adapta a tus necesidades.